lunes, 10 de octubre de 2016

Converse de azúcar

Hola

Otro lunes más por aquí y para enseñaros la última manicura que hice utilizando el esmalte blanco de Rare Nails. Costó bastante usarlo, ya que, como estaba en las últimas, estaba muy espeso, pero no quise resignarme, quería que tuviera un último momento de gloria (que dramática me pongo XD es que me da pena cuando un esmalte se me acaba y más si es muy bueno y no vuelvo a encontrarlo).


Ya hacía mucho, pero que mucho tiempo que quería hacerme esta manicura, pero siempre la iba dejando de lado una y otra vez, y eso que varias veces ya planeaba que colores utilizar, pero seguía dejándolo pasar igualmente.
Pero ya está, llegó el día en que me dije que no podía seguir así y por fin la hice, pero utilicé unos esmaltes que no tenía pensado usar, pero me vino la inspiración y cuando eso pasa, hay que aprovechar.

Todos los esmaltes de la base son de la colección Sweetie Crush de Rimmel London, que para las que tengan alguno de estos, sabrán que son de efecto azúcar, y los usé por eso, quería combinar un esmalte liso con otro rugoso.


-Rimmel London Sweetie Crush / Candyfloss Cutie

-Rimmel London Sweetie Crush / Blueberry Whizz

-Rimmel London Sweetie Crush / Violet Swizzle

-Rimmel London Sweetie Crush / Fizzy Applelicious

-Rare Nails / Milk 

-Yes Love / 346

-Pincel fino

-Dotting tool


El proceso es muy sencillo y no lleva mucho tiempo... El paso de proteger las uñas y lo del top coat me lo salto, ya son muuuchas las entradas en las que lo he dicho y ya se puede saltar XD
La punta la pinté con el mismo pincel del esmalte, aunque como digo más arriba, me costó hacerlo porque el esmalte estaba ya muy espeso, intenté hacer la línea lo más recta que pude.
Las líneas cruzadas las hice con el pincel fino y aunque no lo tenía pensado en un principio, hice los puntos negros, y eso ya lo hice con el dotting tool.




Me encantó lucir esta manicura, estoy muy contenta con el resultado y además me encantan estos esmaltes de Rimmel London, siempre que puedo los uso y me alegra haberlo hecho con esta manicura, aunque no descarto volver a hacerme otra igual pero con otros colores, bueno, más bien, con otro tipo de esmaltes.

Y no me queda nada más que decir, espero que la manicura os haya gustado tanto como a mí y ya sabéis que podéis contarme lo que sea en los comentarios^^

Muchas gracias por leerme y hasta la próxima entrada




5 comentarios:

  1. Hola guapa! yo tengo el violet y la verdad es que es muy bonito, pero apenas creo que lo habré utilizado 2 veces, tu manicura quedó chulísima ^^

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, eres animista, te encariñas con las cosas también :) El caso es que en su último servicio, el esmalte blanco ha contribuido a un divertidísimo diseño, facilmente reconocible y muy colorido.

    ResponderEliminar
  3. Yo también tengo un par de estos esmaltes de Rimmel (el azul y el violeta) y la verdad es que me encantan, pero no sé como combinarlos en un nail art jajaja. La verdad es que cuando era más joven siempre me decía que tenia que hacerme un diseño de converse, pero al final nunca lo hice. Por suerte nunca es tarde. Te ha quedado muy chula y animada :-)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar